La actualización de Windows 11 traerá algo más que IA: llegan las passkeys, un gran paso para un futuro sin contraseñas

La actualización de Windows 11 traerá algo más que IA: llegan las passkeys, un gran paso para un futuro sin contraseñas

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Microsoft celebró esta semana un evento muy especial en el que anunció una avalancha de novedades IA en Windows 11.

Además, nuevos dispositivos de la familia Surface. La próxima gran actualización de su sistema operativo será sin duda una de las más relevantes de los últimos tiempos, pero no solo lo será por esa ambiciosa integración de la asistencia de sistemas de inteligencia artifcial. Hay (al menos) otro apartado llamativo gracias a la llegada de las passkeys.

Qué son las passkeys. Las passkey son una especie de clave cifrada, se basan en claves criptográficas WebAuthn, y usan un dispositivo de usuario, como un ordenador, un móvil o una llave de seguridad. Lo que haces básicamente es crear una llave de acceso en un dispositivo, y luego la puedes usar para iniciar sesión en otros.

Passkeys en Windows 11. Microsoft ya introdujo este mecanismo de seguridad en junio de 2023. Lo hizo en las versiones preliminares de Windows 11 que están disponibles para miembros del programa Windows Insiders. Ahora han anunciado que esa opción llega a todos los usuarios como parte de la gran actualización de Windows 11 que estará disponible a partir del próximo 26 de septiembre.

(Casi) Todo ventajas. Según Microsoft, las passkeys son el futuro de los sistemas de autenticación. "Son increíblemente fáciles de usar e intuitivas, eliminando la necesidad de los procesos de creación de complejas contraseñas y la molestia de tener que recordarlas".

Dónde se usan. Que puedas utilizar las passkeys no solo depende de que las crees y las tengas, sino de que puedas usarlas allí donde quieres. Por ahora la adopción es limitada y solo algunos servicios y plataformas web aceptan passkeys, pero la lista —como la que tienen en 1Password— va creciendo. Es de esperar que su adopción se acelere con el apoyo que esta tecnología ya ha recibido de Apple, Google y ahora Microsoft.

¿Cómo se usan? Fácil: cuando accedes a un sitio web que soporta esta tecnología, te pregunta si quieres crear una passkey. Esa creación de la passkey está asociada a tu huella dactilar o a tu cara (Face ID), y no es necesario recordar nada. La próxima vez que quieras logarte en esa web, se te preguntará si quieres usar la passkey que se creó y guardó en tu dispositivo: basta con respnder que sí (y usar tu huella o cara) para logarte. Este sistema basado en un par de clave pública y privada evita por ejemplo los posibles ataques de phishing o los tradicionales robos masivos de contraseñas en grandes servidores. Nada de contraseñas escritas, y nada de autenticación en dos pasos: las passkeys lo simplifican todo.

Windows Hello como pilar del sistema. Como indican en Microsoft, Las passkeys en Windows 11 se crean a través de Windows Hello. Estas claves se pueden acceder tanto en un PC o portátil como en un dispositivo móvil que se usa para autenticar la identidad del usuario. El proceso es una especie de evolución de lo que ya hacemos al usar autenticación en dos pasos, pero evita esa creación de contraseñas tradicional para hacer uso de un sistema más transparente y sencillo para el usuario.

Paciencia. El citado apoyo de Apple, Microsoft y Google es esencial para que esta tecnología despegue definitivamente, y es de esperar que a partir de aquí la adopción de esta tecnología se extienda en todo tipo de plataformas. Solo queda ser pacientes y, cuando cada una de ellas lo permita, dar el paso y sustuir el método tradicional de autenticación por unas passkeys que parecen realmente prometedoras a la hora de hacernos olvidar (¿para siempre?) las contraseñas.


Image
© 2024 RosarioMix. Todos los derechos reservados. Powered by Rosariomix