banner actis iloveimg compressed

OVACIÓN"Dirigir a la primera de Central es algo mágico"

Leo Fernández consideró que el desafío de ser el técnico de Central hasta fin de año "es la oportunidad de mi vida" y que buscará "la recuperación futbolística y de resultados"

"Es la oportunidad de mi vida dirigir a la primera de Central, a la que alenté desde chiquito. Es algo mágico poder ocupar el lugar en el que estuvieron grandes técnicos", no dudó en decir Leo Fernández ni bien inició la charla con Ovación. A partir de hoy se pondrá al frente del plantel superior canalla con la mirada puesta de lleno en "empezar una recuperación futbolística y de resultados que nos permita reposicionarnos en el torneo", cuando el domingo en Córdoba enfrente a un Talleres que seguramente le será un durísimo rival.

"No hablamos de una cantidad de puntos para sumar, sino de conseguir lo máximo posible", reflejó el entrenador que subió de la reserva para reemplazar a Paolo Montero tras la eliminación en la Copa Argentina ante Atlético Tucumán y porque en la Superliga el equipo se encuentra en el último puesto con sólo 4 unidades conquistadas en 8 partidos.
Como es lógico, no es el momento ideal de asumir, pero a los técnicos de inferiores como Leo la oportunidad le llega y no hay tiempo de preguntar ni qué rivales tiene por delante. Lo importante es que la dirigencia lo nombró para los cuatro partidos que restan del año. Esta vez tendrá, además de la visita a Talleres, otros tres cotejos por delante, nada menos que ante Boca en el Gigante, contra Independiente en Avellaneda y el cierre con el clásico en Arroyito. "Los rivales no se eligen, es cierto que son todos complicados pero así el desafío es más lindo, más motivante. Son de gran jerarquía y con buenos resultados podremos reposicionarnos en el torneo y con ello conseguir un plus para continuar el año próximo", indicó.
Tener cuatro desafíos para demostrar que está preparado para tamaña responsabilidad es "un voto de confianza que nos da la dirigencia, a la que tengo que agradecer esta chance. Es un margen amplio para trabajar con tranquilidad. Tendremos toda la infraestructura del club para hacer las cosas con comodidad. Central está ordenado en todo sentido y si las cosas salen bien, como estamos seguros de que van a salir, habrá chances de continuar tras el partido con Newell's. Y si no salen, sabemos el final", agregó sin dudar.
"Desde hace 3 años formo parte de un proyecto global con esta dirigencia, la relación es excelente y con esta oportunidad se avala la idea madre de formar un cuerpo técnico propio del club. Esperamos aprovecharlo y darle continuidad", dijo aquel lateral izquierdo que entre varios equipos jugó en Central Córdoba (1994/1996) y Tiro Federal (1999/2000).
"Somos todos del riñón del club, conocemos a la perfección lo que es Central y trabajar con compañeros que uno conoce, que sabemos de su capacidad, es muy bueno. Con esto, más el respaldo del plantel como seguro contaremos, las cosas serán positivas sin dudas", explicó ilusionado el DT que está trabaEnedo en Central desde 2013, cuando tomó a su cargo la 6ª división de AFA con la que se consagró campeón, y que dirigió a la reserva desde inicios del torneo pasado. Incluso, salió campeón de la Copa Santa Fe el pasado 20 de octubre frente a Atlético de Rafaela. Y al hablar en particular de sus compañeros en el cuerpo técnico, contó que "con el Cuis (Cristian Daniele) estamos trabaEnedo en conjunto desde principios de año con la reserva y la cuarta de AFA, y con Pirulo (Germán Rivarola) iniciamos el proyecto de inferiores hace tres años y viajábamos juntos en los colectivos para jugar en inferiores de AFA, dirigiendo a la 4ª y 6ª. Tenemos un gran profe como es Horacio Rogolino, de primer nivel, muy meticuloso e insistente en su forma de trabajar para sacar lo mejor de cada futbolista".
Sobre el plantel, está seguro de que "con los jugadores trabajaremos con tranquilidad y naturalidad. Llevo una vida detrás de una pelota y desde el 2000 soy entrenador, por lo que siendo frontales tanto nosotros desde nuestros lugares del cuerpo técnico como los jugadores desde los suyos trabajaremos cómodos buscando el objetivo común que es llevar a Central a posiciones de privilegio, como corresponde".
"Conocemos al plantel de manera casi completa. A los juveniles porque pasaron por nuestros equipos y a los experimentados de vernos en entrenamientos y a muchos cuando me tocó dirigir aquel partido con Belgrano", repasó sobre aquella chance inicial al frente del primer equipo canalla, el 18 de diciembre del año pasado con una victoria por 2 a 0 sobre Belgrano, cuando reemplazó a Coudet, tras la derrota en la final de la Copa Argentina a manos de River. Esta vez será distinto, no es solamente un partido sino que tendrá cuatro hasta fin de año. Una gran chance de demostrar condiciones para ponerse al frente de la primera división canalla, su "gran posibilidad", como bien lo dijo: "La oportunidad de mi vida. Dirigir a Central, el equipo al que alenté desde chiquito".

"Aportaremos nuestra impronta"

"Como es lógico buscaremos aportar nuestra impronta futbolística sin traicionar la historia centralista. Apostaremos a un equipo con intensidad, agresivo y buscando plasmar rápido en la cancha estas intenciones. No tengo una idea matemática de cómo podremos parar el equipo, pero si hay que hacer números diría que la idea básica es mediante el tradicional 4-4-2 o el 4-3-1-2, algo que también deberemos ir armándolo con los jugadores para que se sientan de la mejor manera", confió Leonardo Fernández para luego agregar que "no asumo para cortar cabezas ni darle privilegio a tal o cual jugador, todos tendrán la posibilidad de jugar en la primera de Central".

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses

banner digitalsport