banner actis iloveimg compressed

Figueroa y el desafío de reinventarse en el Newell's del Chocho

El Negro es el único sobreviviente del Newell's campeón del Tata en 2013. Hoy es uno de los máximos referentes del plantel y trabaja para convertirse en el armador del equipo de Juan Manuel Llop

Tiene que ser su año. Necesita reinventarse para volver a ser un futbolista determinante. El propio Víctor Figueroa sabe mejor que nadie que está ante la gran oportunidad de volver a convertirse en una pieza vital del andamiaje leproso, tal como lo hizo en 2013 en el equipo campeón de Gerardo Martino. Es más, el Negro es el único sobreviviente de aquel plantel del Tata que alcanzó la gloria y se metió en el corazón de los hinchas por plasmar un verdadero "fútbol total". Hoy quedó como uno de los principales referentes del vestuario y está realizando una gran pretemporada, con golazo incluido en el amistoso del último sábado ante Belgrano en Bella Vista (victoria rojinegra 3-1). Newell's lo necesita en plenitud y él quiere volver a sentirse importante para el equipo. El Negro puede ser uno de los faros futbolísticos del ciclo del Chocho Llop.

No hay dudas de que Newell's está en proceso de pleno recambio. La partida de los máximos referentes del vestuario leproso como Maximiliano Rodríguez, Ignacio Scocco, Mauro Formica y Sebastián Domínguez dejó un hueco de representatividad que deberán ocupar los futbolistas que quedaron en el plantel. Entre ellos se destaca la figura del Negro Figueroa (33 años), además de Luciano Pocrnjic, José San Román y Juan Ignacio Sills, por citar otros apellidos con ascendencia dentro del grupo.

Lo que está claro es que con las salidas de Maxi, Nacho y el Gato, además de lo que le aportaban al grupo dentro del vestuario, Newell's perdió un notable caudal de juego y goles. Esta fue la trilogía que llevó al equipo de Osella a ser uno de los protagonistas de la última temporada. Y esta posta de calidad y desequilibrio la deberá tomar, entre otros, Víctor Figueroa.

Porque el Negro tiene la categoría para ser una de las usinas futbolísticas leprosas y asociarse en esa misión con el recién llegado Brian Sarmiento. Lo que aún no definió el Chocho es si podrá juntar a ambos dentro del equipo o elegirá a uno de los dos para que ocupe el rol de primera guitarra.

En este contexto de recursos acotados en el ámbito creativo que tiene Newell's, Figueroa no debe desaprovechar esta oportunidad de convertirse en una pieza vital en la estructura de Llop. Tiene la madurez y la experiencia necesarias para asumir el desafío de tomar las riendas del ataque leproso y además cuenta con el respaldo de los hinchas. Todo dependerá de que tenga la confianza para hacerlo y que se haga cargo de la situación. Ahora cuando levante la cabeza ya no estarán ni Maxi ni el Gato para asociarse a ellos. Sí podrá tirar paredes con Brian Sarmiento (se recupera de una lesión muscular). Entre ellos puede surgir la sociedad que le otorgue claridad a la ofensiva rojinegra.

Figueroa está focalizado en tratar de conseguir un lugar entre los titulares y Llop lo tiene considerado como uno de los jugadores más importantes del plantel. El Negro jugó para los suplentes en el primer ensayo de pretemporada en la derrota 0-2 con Talleres en Córdoba y luego fue titular el pasado fin de semana en la victoria 3 a 1 ante Belgrano en Bella Vista, donde convirtió un golazo, colgando la pelota del ángulo del arco de los piratas.

Newell's necesita recuperar la mejor versión de Figueroa, de aquel jugador que supo brillar y aportarle su sello de calidad al Newell's del Tata Martino. Luego su rendimiento cayó como el de la mayoría de sus compañeros y hasta se fue a préstamo a Colón. Pero regresó al Parque, no tuvo tanta participación en el equipo de Osella y ahora está ante la gran oportunidad de ganarse un lugar entre los titulares y ser uno de los líderes futbolísticos de la formación del Chocho. Este es su gran desafío personal.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses